A LOS DIRIGENTES, MILITANTES Y SIMPATIZANTES DE ACCIÓN DEMOCRÁTICA EN SU 77 ANIVERSARIO

Por: Jesús Caldera Ynfante, PhD

La Política, desde Aristóteles hasta el presente, es la actividad humana que procura una convivencia armónica en la comunidad y la reducción del conflicto social, inherente a la vida comunitaria, para que cada cual actúe en libertad y alcance ser feliz.

Los partidos políticos son un instrumento imprescindible para la realización de la actividad Política en función de los fines sociales citados los cuales se gestionan con el ejercicio del poder político dentro de las potestades que los asociados, en una democracia efectiva, delegan en los representantes que ejecutan los cometidos y potestades que la Constitución le atribuye al gobierno del Estado y sus órganos a favor de la persona humana.

El discurso simplista ciertos actores que procuran el poder con una oratoria emocional que abomina de la Política (distinta a politiquería) y que se sostiene sobre la premisa de atacar los partidos políticos existentes, vena por la que fluye la sabia de la participación ciudadana, es una conducta que termina siendo funcional a la continuidad de la dictadura de Nicolás Maduro Moros; que ahonda la desesperanza colectiva en pro del Totalitarismo del Siglo XXI y de la dominación extranjera cubana; que divide la alternativa democrática de poder real para desplazar del gobierno a una tiranía que ha convertido a Venezuela en un inmenso campo de concentración donde más de 30 millones de personas están sometidos a situación de supervivencia.

Por ello, la opción Política y el principio democrático nos exigen fortalecer los partidos políticos, corregir sus deficiencias, enfatizar en sus tesis ideológicas y programáticas un pos de proponer salidas a la emergencia humanitaria compleja, a la crisis de refugiados y la situación de devastación humana que padece nuestro pueblo.

Con este pórtico inicial, quiero enviar mis sinceras felicitaciones a la dirigencia, el liderazgo, la militancia y los simpatizantes del partido político Acción Democrática en su 77o aniversario que con gallardía resisten ataques, persecuciones y abusos por parte del despotismo sin renunciar a la aspiración de restaurar la democracia acabada y restablecer el orden constitucional y la cultura de la legalidad frente a un régimen mafioso y criminal como el implantado por la dictadura cubana en nuestro país.

La Democracia Integral que predicamos, concebida como un derecho fundamental a favor de la dignidad humana y la realización del proyecto de vida valioso de cada venezolano, llamado a tener florecimiento humano en libertad y equidad, pasa por reconocer el valor cívico de la inmensa mayoría de los integrantes de AD, durante estos duros años de Totalitarismo del Siglo XXI, quienes desde distintas trincheras de lucha, con todo y sus naturales desaciertos, han planteado sus tesis y su activismo político y social para que los venezolanos no seamos arrasados por completo por un régimen de oprobio que menosprecia la vida humana y ejecuta un Plan de Exterminio macabro contra nuestro pueblo al que priva de alimentos, comida y seguridad humana para eternizarse en el poder.

Fortalecer su actividad y funcionamiento, garantizar financiación pública transparente, formar en valores democráticos y en defensa de los DDHH a la militancia, reivindicar la participación en política como medio para lograr convivencia armónica y reducir el conflicto en la sociedad es tarea de AD y de cada partido político venezolano.

Seguro estoy que derrotaremos a la dictadura militar desalmada y perversa, monigote de los tiranos cubanos. La caída de la dictadura es irreversible. La unidad de la alternativa democrática interna, a través del reconocimiento plural de todos los partidos políticos, como opción de poder para derrotar la dictadura, es un paso esencial para acumular fuerza junto a la presión internacional para dar al traste con la tiranía cubana que se apoderó de Venezuela de y tiene a Maduro Moros como un agente de sus intereses para avasallar a nuestro sufrido pueblo.

Oremos y luchemos. La batalla es política pero también es espiritual porque quienes gobiernan con saña están atados a fuerzas oscuras.

Que nunca muera la esperanza. Dios esta con nosotros. La luz siempre vence las tinieblas. Los buenos somos más!

Hoy, como nunca antes, tiene vigencia el
Lema de AD: Por una Venezuela libre y de los venezolanos.

Adelante, a luchar milicianos!

Síganos en:
Twitter: @chuchocaldera18
Facebook: Chucho Caldera
Instagram: @chuchocaldera

Leave a Reply